PROYECTOS

Afrontar el reto de la fractura digital

Cliente: Barcelona Activa

Ideando un modelo de intervención ante un reto social de gran relevancia

 

Reto

Barcelona activa es desde hace más de 30 años, uno de los agentes más importantes en las políticas económicas y de desarrollo de la ciudad.

Su labor de referencia y su posición privilegiada, acompasando siempre el pulso de una gran ciudad como Barcelona, le permite identificar las necesidades de re-equilibrio territorial y social, entre las que se encuentra una de las más importantes de nuestros días: la fractura digital. Una fractura que supone el riesgo de «dejar atrás» a parte de la ciudadanía en una evolución tecnodigital imparable.

A pesar de disponer de antenes, un programa específico diseñado para capacitar a la población en el nivel digital básico, Barcelona activa se propuso el reto de revisar su política de captación y comunicación para llegar a los segmentos poblacionales más vulnerables.

 

Respuesta

Repensar y rediseñar completamente el modelo de intervención, pasando de la tradicional estrategia PUSH a una estrategia de PULL SOCIAL, que tiene su foco en la activación de los principales nodos sociales.

La experiencia acumulada de Sinergia en proyectos de gran complejidad y transformación social ha sido clave. Cuando deseamos activar nuevas dinámicas no resulta eficiente la estrategia comunicativa de atraer a la gente con mensajes más o menos atractivos o interesantes para nosotros. La única opción viable es la de la implicación y la RESONANCIA de aquellos que realmente están cerca de la situación que queremos abordar.

Gracias a contrastes con agentes expertos del entorno de Barcelona activa y con agentes activos de los distritos escogidos como territorios de prueba, se desarrolló un modelo de intervención que contempla:

  • la mapificación de la fractura digital del territorio
  • mapa de los agentes resonantes sociales más importantes de un territorio (entidades, equipamientos y profesionales) en relación a los segmentos objetivos
  • el proceso de activación de la implicación de los agentes resonantes
  • los materiales y dinámicas de activación de los públicos objetivo
  • la revisión de los contenidos del programa antenes

El proyecto supone un cambio de actitud en la organización misma, un compromiso por ser realista y diseñar un escenario que pasa de «ofrecer contenidos formativos» a «generar, liderar y gestionar dinámicas de implicación social». Si no lo hacemos, la fractura digital puede convertirse en uno de los lastres más importantes en el desarrollo de ciertos segmentos sociales.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Averigua quién se encuentra detrás de todo esto